La palabra “trabajo” proviene de la palabra latina “tripaliare”, que significa torturar.

El “tripalium” era un instrumento de tortura que ya existía en el siglo VI, formado por tres palos cruzados a los que era atado el reo para ser azotado o golpeado.

En la primera mitad del siglo XIII ya encontramos en español la forma “trebajo” con el sentido de esfuerzo, dolor y sufrimiento.

del Diccionario etimológico de Joan Corominas

#tripaliare_1  Nacho Muñoz

La historia del policía que decidió emprender haciendo cursos de hipnosis.

TODOS LOS EPISODIOS

#tripaliare_1  Nacho Muñoz

La historia del policía que decidió emprender haciendo cursos de hipnosis.

#tripaliare_2  Jorge Vivo

Jorge comenzó a dibujar su sueño de ser director de cine mientras cortaba leña en el Pirineo aragonés junto a su padre.

SOBRE LA CREADORA

Durante la grabación de #tripaliare_2. Entrevistando a Jorge Vivo. Meko Druayn con los cascos. Victor Utrilla hizo la foto.

Carolina Abad Jara, también conocida como Pez Papaya, es la creadora de Tripaliare.

Carolina es storyteller y pensadora creativa. Es codirectora de la Escuela de Pensamiento Creativo Pivot.

Interesada en la conexión Ser-Hacer, lleva años observando y analizando la relación entre el trabajo que desempeñamos y quiénes somos, la conexión entre nuestros intereses y obsesiones y aquello que creamos. 

Puedes conocerla mejor en su plataforma personal pezpapaya.com

Carolina dice:

 Seguramente, mi propia búsqueda me llevó a indagar en la búsqueda de otros.

La sensación y la seguridad de que todos y cada unos de los trabajos que he realizado me han servido para conocerme mejor, para explorar mis capacidades, para retarme en uno u otro sentido.

Y sin embargo, y en paralelo, esa búsqueda del equilibrio perfecto entre el tiempo que dedico a trabajar, el dinero que gano y la debacle entre aquellos trabajos que siento que ya no me aportan nada nuevo pero que sin embargo siguen trayéndome dinero.

El deseo, y la pelea a veces, por conseguir encajar aquello que más me gusta hacer con algo que se demanda realmente en el mercado.

Las creencias de lo que uno es y de lo que cree que puede llegar a ser. Los desajustes con la mirada de los otros.

El abandono, la insistencia, el azar y, quizás, no lo sé, el destino.

Por todo esto, y, fruto de mi propia curiosidad, he decidido contar la historia de distintas personas que han encontrado en su trabajo una forma de disfrutar y sobre todo de conectar consigo mismas. Personas cuyo trabajo se ha convertido en una forma más de búsqueda vital y de desarrollo.

SÍGUENOS Y COMPARTE

CONTACTA

  • Para consultas relacionadas con prensa. 
  • Para patrocinar la serie web.
  • Para contarnos tu historia.
  • Para colaborar en la realización de Tripaliare.

Escribe a carolina@pezpapaya.com